¿Cuánto sabes de los turrones?

Se acercan las Navidades y con ello las reuniones en torno a la mesa con nuestros allegados, comidas copiosas y los dulces tan característicos de esta época. Entre ellos se encuentra los turrones, el quizás más conocido junto con los polvorones.

El turrón es un dulce típico de la gastronomía navideña española, cuyos orígenes parecen remontarse hasta mil años atrás con la presencia de la población musulmana en la península, la cual tenía costumbre de mezclar la almendra y miel para la elaboración de sus dulces.

¿De qué está hecho el turrón realmente?

Actualmente nos encontramos con multitud de turrones, pero el turrón tradicional, según indica la legislación, es aquel que está compuesto por la cocción de miel y azúcares con almendras tostadas y al que se le puede añadir o no clara de huevo. En este contexto se diferencian dos turrones: turrón duro y turrón blando1.

Como vemos uno de los ingredientes fundamentales del turrón son las almendras, las almendras son fuente de proteínas vegetales, presentan un alto contenido de grasas insaturadas y tienen cantidades significativas de fibra frente a otros frutos secos. Además, son fuente de vitamina E, un potente antioxidante con efectos muy beneficiosos para la salud, así como de vitaminas del grupo B, como riboflavina, tiamina, niacina y ácido fólico. También destacan por ser fuente de minerales como el calcio, zinc, potasio, magnesio y fósforo2.

Diferentes calidades en el turrón blando y duro

A pesar de que sabemos que este tipo de turrones contendrán almendras, en sus etiquetados podremos ver indicaciones de calidad según su contenido de éstas1:

 Calidad SupremaCalidad ExtraCalidad StandardCalidad Popular
Turrón blando54%50%44%30%
Turrón duro60%46%40%34%

Así, cuanto mayor sea su contenido en almendras, menor será en miel o azúcares.

Otros tipos de turrón

Pero como bien sabemos, hoy en día, tenemos muchos más tipos de turrón, pues bien, según la legislación, éstos se engloban como “turrones diversos” y deben contener frutos secos, que pueden ser almendras o cualquier otro, con miel y/o azúcares, entre otros ingredientes autorizados1.

Dentro de esta categoría nos encontramos con turrones como el de yema, de fruta, de nata, praliné, de cacao, chocolate, etc1.

Para estos turrones también existen las indicaciones de calidad suprema, extra, standard o popular definidos en función del porcentaje de frutos secos y otras materias básicas1.

Recomendaciones

Tal como indica la Fundación Española del Corazón, los turrones tienen cabida en nuestra alimentación, siempre en el marco de una dieta saludable y equilibrada1. Aunque no debemos olvidar que el turrón es un producto de consumo ocasional, por su elevado aporte energético, y que es recomendable priorizar el consumo de turrones de calidad suprema, con mayor contenido de frutos secos. Pero recuerda que es muy importante tener una relación sana con la comida y disfrutar de ella, siempre siguiendo las recomendaciones de consumo de cada tipo de alimento.

¡FELIZ NAVIDAD!


1 Real Decreto 1787/1982, de 14 de mayo, por el que se aprueba la Reglamentación Técnico-Sanitaria para la elaboración y venta de turrones y mazapanes. «BOE» núm. 183, de 02/08/1982. https://www.boe.es/eli/es/rd/1982/05/14/1787/con

2 Fundación Española de Nutrición, Frutos Secos. Disponible en: https://www.fen.org.es/storage/app/media/flipbook/mercado-alimentos-fen/009-Frutos-Secos.pdf

3 Fundación Española del corazón. Notas de prensa: La FEC recomienda disfrutar de los placeres navideños con control para mantener un corazón sano. Disponible en: https://fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/1588-la-fec-recomienda-disfrutar-de-los-placeres-navidenos-con-control-para-mantener-un-corazon-sano.html

Compártelo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email
WhatsApp
Buscador
Categorías
Tags
Publicaciones relacionadas