Consejos nutricionales para tu paciente oncológico

En los pacientes con cáncer los problemas asociados con la malnutrición son una complicación habitual que afecta tanto a la recuperación como a la calidad de vida del paciente, por lo que es muy importante prestar especial atención a estado nutricional del paciente desde el diagnóstico de la enfermedad.

Los profesionales de la salud deben anticipar los problemas potenciales que puedan surgir durante el tratamiento del tumor y, junto con el paciente, crear un plan para aliviar los posibles efectos secundarios asociados al tratamiento y prevenir la aparición de desnutrición1.

Como normal general, una dieta adecuada para el paciente oncológico ha de ser variada y equilibrada e incluir2:

  • Frutas y verduras: aportan fibra, vitaminas y minerales imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo.
  • Alimentos proteicos: fundamentales para la regeneración de los tejidos y una mejor defensa frente a posibles infecciones.
  • Cereales integrales: aportan fibra y carbohidratos, fuente de energía para el organismo.
  • Leche y derivados: son fuente de calcio y, además, aportan vitaminas y minerales.
  • Ejercicio físico: es muy importante durante el tratamiento oncológico no dejar de realizar ejercicio físico, pero hay que valorar a cada paciente para indicarle una rutina individualizada.

Es importante que tener en cuenta que la dieta de cada paciente debe ser individualizada y adaptada a cada caso particular en función del tipo y localización del tumor y del tratamiento. Además, la dieta de cada paciente suele necesitar modificaciones a lo largo del tratamiento para adaptarse a cada una de las etapas2.

Estrategias conductuales para el tratamiento sintomático1,3

A continuación, se detallan algunos consejos prácticos que pueden ayudar al paciente en función de los efectos secundarios que padezca:

Náuseas y vómitos

  • Comer alimentos blandos, de fácil digestión, así como alimentos secos (galletas, palitos de pan o tostadas).
  • Beber frecuentemente pequeñas cantidades de líquidos para mantener el estado de hidratación, pero evitarlos en las comidas para no llenar el estómago demasiado.
  • Las comidas también deben ser frecuentes y en pequeñas cantidades, para que se toleren mejor. Se deben evitar los periodos de ayuno.
  • Los alimentos fríos o a temperatura ambiente se toleran mejor.
  • Evitar alimentos con exceso de grasa o especias, con mucha fibra, alimentos que producen flatulencia y el alcohol.
  • Mantenerse sentado durante las comidas y como mínimo una hora después.
  • Realizar las comidas en un ambiente ventilado sin olores a alimentos y relajado.
  • En caso de vómitos, es recomendable iniciar la alimentación con infusiones y caldos, pasando posteriormente a leche descremada y sorbetes, y más adelante, purés y sopas cada vez más espesas.

Falta de apetito y pérdida de peso

  • Consumir alimentos con contenido alto de proteínas y calorías.
  • Agregar proteínas y calorías adicionales a los alimentos. Cocinar con leche fortificada con proteínas.
  • Tomar batidos, zumos o sopas si no se desean consumir alimentos sólidos.
  • Buscar alimentos que sean atractivos para la vista y el olfato.
  • Utilizar alimentos blandos y fácilmente masticables que no aumenten el esfuerzo de la comida, si es necesario en forma de purés.
  • Realizar comidas frecuentes, 6-7 veces al día, y en pequeñas cantidades.
  • Evitar las comidas y bebidas con poco alimento como café, infusiones, caldos. Si los caldos son de los pocos alimentos que se toman con facilidad, añadir pasta, arroz o pan en bastante cantidad.

Estreñimiento

  • Tomar abundantes líquidos: unos 2 litros de agua, zumos, infusiones, …
  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra: verduras, frutas sin pelar, legumbres, panes y cereales integrales.
  • Regularizar el hábito intestinal, intentando mantener un horario fijo todos los días.
  • Aumentar la movilidad y la actividad física para potenciar una mayor motilidad intestinal (paseos después de comer).
  • Limitar ciertos alimentos si le producen gases, como el brócoli, el repollo, la coliflor o las legumbres.

Diarrea

  • Tomar líquidos frecuentemente, en pequeñas cantidades.
  • Realizar comidas frecuentes y en pequeña cantidad
  • Evitar los alimentos ricos en fibra. Se toleran mejor los purés de patata, zanahoria, el arroz hervido o sopas.
  • Evitar las carnes duras y fibrosas, siendo mejores opciones el pollo y pescado blanco hervido, huevo cocido, tortilla francesa o jamón york.
  • Evitar las especias, el picante, el café, los zumos ácidos y el alcohol.
  • Evitar las comidas con mucha grasa. Cocinar los alimentos a la plancha, al horno, microondas o cocidos.
  • Evitar las frutas crudas y con piel. Muchas frutas se toleran mejor peladas y en compota o asada, especialmente la manzana o la pera.

Xerostomía

  • Escoger alimentos que sean fáciles de tragar, incluso triturados o líquidos.
  • Evitar alimentos secos y duros que puedan lesionar la boca, como galletas, patatas fritas o frutos secos.
  • Para aumentar la salivación, masticar chicles, chupar caramelos sin azúcar, hielo o utilizar saliva artificial.
  • Consumir alimentos ácidos, como el zumo de naranja, la limonada o los sorbetes y helados de limón, facilitan la producción de saliva.
  • Utilizar preparaciones culinarias con consistencias blandas y jugosas. Humedecer los alimentos más secos con caldos, salsas, aderezos, zumos o leche.
  • Extremar la higiene bucal para evitar las caries dentales.


1 National Cancer Institute at the National Institutes of Health (NIH). Nutrition in Cancer Care (PDQ®) – Health Professional Version (Internet). (cited 20 September 2022). Available from https://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/side-effects/appetite-loss/nutrition-hp-pdq

2 Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Alimentación y cáncer (Internet). 2015. Available from: https://www.contraelcancer.es/sites/default/files/migration/actualidad/publicaciones/documentos/guia-alimentos2015.pdf

3 G. Martín Peña. Dieta y cáncer. (Internet). Capítulo IX. Soporte Nutricional en el Paciente Oncológico. Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Available from: https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/publicaciones/soporteNutricional/pdf/cap_09.pdf

Publicaciones relacionadas
Dieta cetogénica
Tendencias

Dieta cetogénica

La dieta cetogénica es un tipo de alimentación con una baja disponibilidad de hidratos de carbono. Pero, ¿Cómo funciona realmente? y ¿Porqué se implementa?

Leer más »