Balance hídrico en la composición corporal

Conocer el estado nutricional de un paciente es fundamental para evaluarlo correctamente. Actualmente, la malnutrición tanto por exceso como por defecto constituye uno de los principales problemas de salud pública. Conocer la composición corporal de una persona, nos ayuda a prevenir y controlar ciertos factores de riesgo que pueden derivar en importantes patologías.

Hasta la fecha, el IMC (Índice de Masa Corporal) ha sido el parámetro más utilizado para valorar el estado nutricional de una persona. Clasifica a las personas en infra peso, normo peso, sobrepeso y obesidad. El IMC  se basa exclusivamente en el peso del individuo y en su altura sin distinguir la grasa, de la musculatura y del agua.

Dos personas de la misma altura y peso tendrán un mismo IMC pero su composición corporal puede ser muy distinta.

El análisis por Bioimpedancia

El análisis por bioimpedancia (BIA) se basa en el modelo de cuatro compartimentos y este asume que el cuerpo está formado por cuatro elementos: agua, proteínas, minerales y grasa. El Análisis de la Composición Corporal, determina la cantidad de cada uno de estos componentes y su proporción en el organismo. La suma del agua, las proteínas y los minerales constituyen la Masa Libre de Grasa (MLG) o Masa Magra (MM)

El agua es el componente más abundante del cuerpo humano. Es esencial para el metabolismo, el transporte de substratos a través de la membrana, la homeostasis celular, para la regulación de la temperatura corporal y para las funciones circulatorias entre otras.

Al nacer el 80% del cuerpo es agua y según avanzan los años está proporción va disminuyendo hasta llegar a un 50% en los ancianos. En la edad adulta, supone de media el 60% del peso corporal.

El agua corporal total (ACT), es la suma del agua intracelular (AIC) y del agua extracelular (AEC). La presión osmótica, la presión hidrostática y la permeabilidad de la membrana celular, determinan la distribución del agua y su equilibrio en el organismo.

Equilibrios y Desequilibrios de la cantidad de agua en el organismo

En condiciones normales, se mantiene un equilibrio ideal de 3:2 entre el agua intracelular y el extracelular, pero en determinadas circunstancias, se producen desequilibrios que pueden conllevar en ocasiones a un estado de deshidratación (con ello a un suministro insuficiente de oxígeno a las células musculares y cerebrales) y en otras, a la formación de inflamación y/o edemas (por la acumulación de agua en el intersticio debido al cambio de permeabilidad de los vasos sanguíneos).

Los desequilibrios tanto por exceso como por defecto de agua pueden conllevar complicaciones graves de salud y su detección temprana y reclasificación de riesgos resulta fundamental.

Conclusiones

En una persona saludable, el estado nutricional puede evaluarse empleando la Masa Libre de Grasa y la Masa Músculo-Esquelética (MME). En pacientes con desequilibrios hídricos (insuficiencia cardíaca, diabetes, cáncer, linfedema, desnutrición…), son el Ángulo de Fase (AF) y la Masa Celular Corporal (MCC), los parámetros de la bioimpedancia mayormente establecidos para el diagnóstico de la desnutrición y el pronóstico clínico.

Además de estos, en ambos se hace imprescindible el conocimiento del Ratio de Agua Extracelular Segmental y el control de su evolución en el caso de detectar algún desequilibrio.  

Por tanto, se puede concluir que el balance hídrico supone un aspecto fundamental en el análisis de la composición corporal.  Este ayuda a identificar desequilibrios y a valorar correctamente a los pacientes, así como la eficacia de sus tratamientos (ya que estos desequilibrios pueden comprometer la evolución positiva e incluso establecer un error diagnóstico en origen) y por lo tanto es un dato que no se puede obviar a la hora de realizar un correcto análisis de la composición corporal.

Publicaciones relacionadas
Hidratación
Información científica

Tips para mantenernos hidratados

Con la llegada del verano y el calor, puede aumentar la temperatura corporal, resultando un estrés para el cuerpo. Por eso es necesaria una correcta hidratación, para no poner en peligro a nuestro organismo.

Leer más »
Huerto urbano
Tendencias

Un huerto saludable en casa

La información en redes sociales sobre alimentación saludable resulta de calidad extremadamente baja, además muchas «fake news» tienen gran difusión en los medios digitales

Leer más »